BBVA: Inteligencia Artificial y despidos masivos

July 5, 2019

Claro está que la Inteligencia Artificial cambiará nuestras vidas y sobre todo, nuestros trabajos. Los sistemas inteligentes han sido usados con el fin de ser más eficientes para desarrollar una tarea que cualquier otro ser humano, además, son excelentes para eliminar la complejidad de programar ciertos algoritmos y permitir que la máquina encuentre los patrones y la forma de procesarlos por sí misma. Como ejemplo puedes ver a AlphaGo, IA que le ganó varias veces al campeón mundial Lee Sedol y ni hablar de la versión AlphaGo Zero, la cual le ganó a AlphaGo 100 juegos de 100. Watson, Ross y muchísimos más son ejemplos excelentes de la maravilla de las Inteligencias Artificiales (les recomiendo leer un poco más de las Inteligencias Artificiales mencionadas, sin duda son increíbles). Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología las Inteligencias Artificiales comenzarán a ser usadas con mayor frecuencia en los ámbitos laborales, y esto conlleva a despidos (y masivos) de trabajadores en las industrias. Muchos llaman a la Inteligencia Artificial la cuarta Revolución Industrial, y recordemos lo que las anteriores le hicieron a la mano de obra.

El motivo para escribir esto es generar discusión de este tema. Me apasionan los avances tecnológicos que estamos viviendo y soy muy optimista en cuanto al futuro de la humanidad con el desarrollo de la Inteligencia Artificial. Eso no cambia el hecho de que sí puedo y debo proponer soluciones a problemas que están por venir; tenemos que ser proactivos con esto, no sería viable cometer errores con la Inteligencia Artificial, ya no podemos seguir resolviendo problemas de forma reactiva. A decir verdad, tú también puedes y debes proponer soluciones. Es un tema que tarde o temprano nos va a incumbir a todos, sin importar tu profesión, y debemos de ponernos a pensar cómo podríamos agregarle valor a nuestra profesión, a nuestro servicio o producto para no ser desplazados a las filas del desempleo. Habrá que hacer ajustes en la sociedad actual y una opción para evitar afectar tanto al consumidor y al trabajador en general son modificar algunas leyes, sobre todo leyes de impuestos, con las cuales se permita que se puedan recaudar impuestos del trabajo de los sistemas inteligentes.

Ya hace tiempo que se vivió un desplazamiento de la sociedad disciplinaria (Foucault) a la sociedad actual, una sociedad de rendimiento. Y tengo la creencia de que con la Inteligencia Artificial podría llegar el siguiente desplazamiento de sociedad. Todavía es muy temprano para decir a ciencia cierta qué tipo de sociedad podría ser ésta. Pero se puede teorizar. Lo que yo creo que podría pasar en un corto y mediano plazo es que el humano podría aprender a trabajar en sintonía con los sistemas inteligentes y de esta manera conseguir un efecto de consciencia colectiva, obteniendo así mejores rendimientos en las tareas determinadas (esto de ha hecho con Inteligencias Artificiales usadas para detectar cáncer de pulmón, las cuales obtienen mejores predicciones cuando se usan en conjunto con el criterio de especialistas).

No tenemos por que ser sólo espectadores de los avances en la Inteligencia Artificial, de hecho, creo que lo mejor es que más personas se unan a la discusión. Es un tema que nos concierne a todos, y que tarde o temprano influirá en nuestras vidas, y si nos preparamos, es más probable que influya para bien. Está en nuestras manos transformar nuestro futuro. Hay muchas maneras de discutir sobre Inteligencia Artificial, desde foros en internet, páginas web (por ejemplo, Partnership On AI) y hasta conferencias en tu ciudad. Sin meterte a la parte tan técnica, existen muchos temas de suma relevancia en el ámbito de la Inteligencia Artificial; ética, trabajo, colaboración, entre muchos otros. Únete.

Referencias: