¿Cómo el Cloud Computing puede ayudarte en el manejo de tu empresa?

September 5, 2019

El Cloud Computing (computación en la nube), es aquel tipo de servicio de cómputo que te permite usar el poder de computo que demanden tus procesos o tu negocio completo, sin tener que absorber el gasto de comprar, instalar, mantener y administrar computadoras o servidores, a menos que sea tu intención invertir en una nube privada para tu negocio. Por lo tanto, te permite aumentar el porcentaje de tus recursos usados en las partes fundamentales para la operación de tú empresa. Por ejemplo, si tú quisieras almacenar los datos generados, minados o comprados por tu empresa, en lugar de invertir bastante dinero en servidores y todo lo que conlleva para dejarlos listo para un óptimo funcionamiento en cuanto a almacenamiento se refiere, puedes rentar un servicio de almacenamiento en la nube. Además, puedes buscar el servicio más adecuado a tus necesidades. En el caso de que desees algo más personalizado para tu empresa y cuentes con un departamento de IT, podrías llevar a cabo un proyecto in-house para construir una nube privada. Si no cuentas con el departamento de IT no te preocupes, sigue leyendo porque más abajo vuelvo al caso de construir una nube privada.

Siguiendo con el ejemplo de almacenamiento de datos; si tu negocio almacena datos personales de tus usuarios, podrías estar sujeto a legislaciones del país de los usuarios a los que se les brinda el servicio. Por lo tanto, en algunos casos tendrías que buscar un servicio de almacenamiento en la nube el cual almacene los datos en servidores situados en el país en cuestión. Aun que no siempre es este el caso, mi punto es que lo adecuado es investigar qué necesitas para desarrollar tu proyecto en cuanto a materia legal. El tema es un poco más complejo en lo que se refiere a datos personales de usuarios, por lo tanto es mejor revisar detalladamente las legislaciones de protección, privacidad y almacenamiento de datos. Dejando a un lado el ejemplo de la nube para almacenar datos, es importante destacar que este uno de varios paradigmas de servicio de computación en la nube, o bien, en lo que respecta a computación en la nube, existen varios modelos de negocio.

¿Qué tipos de servicios existen en Cloud Computing?

Existen varios tipos de servicios en la nube, con los cuales podrás mejorar el servicio de tu negocio, o bien, estructurar todo un negocio en torno a uno o varios servicios en la nube. Estos son:

  • IaaS (Infrastructure as a Service) – IcuS (Infraestructura como un Servicio)
  • PaaS (Platform as a Service) – PcuS (Plataforma como un Servicio)
  • SaaS (Software as a Service) – ScuS (Software como un Servicio)
  • BPaaS (Business Process as a Service) – PNcuS (Procesos de Negocio como un Servicio)
  • INaaS (Information as a Service) – INcuS (Información como un Servicio)

En esta entrada me enfocaré en IcuS, PcuS y ScuS. PNcuS y INcuS lo dejaré para otra entrada, puesto que esos modelos de servicio son bastante interesantes y se puede hacer énfasis en ellos pues de ellos pueden derivar modelos de negocio bastante interesantes.

Infraestructura como un Servicio

Este modelo es donde el proveedor del servicio tan sólo renta su equipo de cómputo para almacenar o transferir archivos o datos. El proveedor de dicho servicio tan sólo te otorga acceso al hardware, no tendrías o no darías (siendo tú el proveedor) acceso a ningún software especificado por el cliente. Los tipos de negocio que puedes hacer a partir de este paradigma de servicio son varios, como almacenamiento de datos, hosting de páginas web, copias de seguridad, entre otros. Con este servicio podrías ahorrar los gastos de: inversión en equipo de cómputo y el mantenimiento de ese equipo. Ya que ese gasto es bastante fuerte, si el núcleo de tu negocio no es almacenar datos o archivos, te recomendaría que contrataras un servicio de IaaS para almacenar tus datos y enfocarte en las tareas esenciales de tu negocio.

Plataforma como un Servicio

A diferencia del modelo IaaS, este tipo de servicio en la nube permite al consumidor del servicio que escoja los programas o el software que se correrá en el servidor, por lo tanto, al usuario se le otorga acceso al hardware y tiene la opción de elegir el software con el cual llevará a cabo los procesos de su negocio para procesar u obtener datos. Trataré de explicar un poco mejor esa parte con un ejemplo. Imagina una empresa de asesoría contable la cual desea almacenar todas las facturas de sus clientes en la nube, y no sólo eso, esta empresa de asesoría contable tampoco quiere invertir en equipo de cómputo ni en un departamento de IT para mantenerlo pero quieren procesar las facturas con un software que compraron. Entonces el modelo de servicio PaaS es el adecuado para esta empresa pues podría rentar el servicio para almacenar las facturas de sus clientes e instalar el software adquirido para que el software automáticamente procese las facturas y las envíe ya sea a los contadores de la empresa de asesoría contable para que ellos puedan seguir con las demás tareas de su negocio. Creo que es bastante obvio el valor agregado de este servicio. La empresa de asesoría contable se deslinda de gran parte de los costos de mantenimiento de los equipos de cómputo (de esto se encarga la empresa que da el servicio de PaaS). También evita absorber la inversión para comprar todo el equipo de cómputo por su propia cuenta, o bien, para comprar el equipo adecuado, contratar a otra empresa que se los consiga y lo instale (estamos hablando que la empresa es de asesoría contable, no es una consultora IT). En ese último costo estamos hablando de una inversión bastante fuerte. Contratando un servicio PaaS evitas todos esos gastos, y además, te enfocas en las tareas fundamentales de tu empresa.

Software como un Servicio

En este paradigma de servicio tú no tomas la decisión de qué software se le instalará a los servidores. El proveedor de éste servicio será quien desarrolle el software, segmentará su mercado enfocando su software para resolver cierto tipo de problemas para cierto tipo de clientes. Este software lo instalará en los servidores (suyos o rentados, como por ejemplo a un proveedor de servicio PcuS, la computación en la nube tiene muchas capas de abstracción, tantas como hay modelos de servicio), y los procesos que ejecute dicho software será el servicio que dará a sus clientes. En el modelo de servicio anterior (PcuS) dí el ejemplo de una empresa de asesoría contable la cual compraba el software y lo instalaba en unos servidores en la nube. Ahora, con la misma empresa como ejemplo, imagina que el software no lo compran, imagina que la empresa que diseño el software, en lugar de venderlo, le da acceso a usuarios (ya sea por membresía o los muchísimos modelos de pago y precios para estos tipos de servicios) al software el cual está en la nube. Por lo general, éste servicio tiene una interfaz web amigable para el usuario. Por lo tanto, puedes buscar a la empresa más adecuada que dé el servicio que más cerca esté de cumplir tus necesidades o las de tu empresa y contratar su servicio. Ahora bien, tú puedes ser quien da este servicio.

Reflexión

Yo considero que ha quedado bastante claro que no tienes por qué buscar una empresa que te dé un servicio de computación en la nube, bien puedes ser tú o tu empresa quienes le den este servicio a otros usuarios y hacer de ese nuevo servicio un segmento de tu empresa. Lo mejor de estos modelos de servicio es que son bastante escalables, por lo tanto, el crecimiento de tu empresa podría ser más rápido, mientras que tu inversión para crecer podría ser moderada y crecer de manera lineal, o en el mejor de los casos ésta podría ser constante.

En conclusión, la computación en la nube es un concepto de servicio que vino para quedarse, y por un buen rato, y el cual nos hará crecer a pasos agigantados, en muchos casos gozando de mejores utilidades para nuestra empresa. De hecho, en mi opinión, muchas empresas que prestan algún tipo de servicio harán una transición a dar su servicio (el mismo o uno más refinado) en la nube. Las empresas que lo hagan podrán ganar bastante mercado, y muy probablemente quitarle mercado a la competencia, además, podrán abrirse las puertas en el mercado internacional (de no haberlo hecho antes). No tengo que decir más.

Referencias

  • Ruparelia, N. B. (2016). Cloud computings. Cambridge, MA: MIT Press.